Cadenas ganadas

Tenía, la cara hacia el cielo ,los ojos cerrados y sentía como los copos de nieve caían sobre mí, abrí los ojos y vi a mi hermana que me miraba con alegría, la alegría del que ve a un ser amado, apunto de llorar de felicidad.

   Era el 9 de julio de 2007, no se quien, si dios, la pacha mama, zeus o, una casualidad, había hecho que nieve en buenos aires y así, se  cumplio mi sueño, el de ver nevar.

 A mis 30 yo ya sabía, que me iba a morir sin ver la nieve.

     No tengo dinero, mis trabajos son malos, dicen que si estudio puedo tener buenos trabajos, que podría ser alguien.

    Me dicen que estoy asi porque quiero, sin poder ir aunque sea a la capital a pasear, sin ir al cine, quisiera aprender a nadar ,quisiera ir de vacaciones, quisiera poder ver a mi familia cuando quiera sin tener que pensar bien cuanto tengo para el boleto, quisiera invitar a cenar a mis amigos, poder hacerles un regalo, invitarlos al teatro, quisiera poder comer con mis hijos choripanes en una parrilla, uno cada uno y no comprar dos y partirlos en tres, quisiera poder hacer asado todos los domingos o una vez por mes, quisiera…quisiera …poder comer, dormir, dormir sin frío, dormir sin calor ,comer.

      Me dicen vago, me dicen flojo, negro, chorro, sucio, borracho. Que estoy en esta situación porque quiero, porque en la Argentina la educación es gratis y que si quisiese podría terminar los estudios y tener un mejor trabajo, tener lo que quiero o por lo menos comer tres comidas todos los días.

      Creo que la gente cree que no existen los problemas que  no me dejan estudiar, me miran  raro cuando les digo que no tengo plata para viajar, que tengo un laburo que no me deja tiempo para ir a la escuela, tuve que dejar la escuela para trabajar y mis hijos también tendrán que dejar la escuela para trabajar y mi viejo y mi abuelo y mi bisabuelo y mi tatarabuelo no fueron a la escuela tampoco, comer es primero.

     Estos problemas son cadena,cadenas invisibles, por eso creo que la gente no me cree, creen que es mentira, que son excusas para justificar mi vagancia.

    Mi tatarabuelo luchó por la independencia, soño por la independencia de todos nosotros pero estoy casi seguro que él perdió la suya, que la que ganó fue la libertad de otros, la libertad de sus nuevos patrones y que venían con mejores y más refinadas cadenas, cadenas invisibles, cadenas que la sociedad acepta y hacen que condenen a los que las padecen.

    Recuerdo una canción que lleva el nombre de lo que soy, de lo que siento que soy y, esta canción es “Gil trabajador” de Hermetica y en ella dice “bestia humana que duermes aún de la cuna al ataud”. Espero que alguna vez esa bestia se despierte, que nos despertemos para ver si ahora podemos pelear la lucha perdida de mi tatarabuelo y tener un 9 de julio real para festejar nuestra libertad, la verdadera, la del pueblo, la de la mayoría.

Marianghine

Anuncio publicitario

Amor

Anónimo pero por poco tiempo. (Satirica, 2019)

Y siguió anónimo unos pasos más atrás por siempre… Hasta que un día, cuando se dió vuelta ya no estaba.



Me desperté viendo que lo que había soñado era más real, que lo que vivi en la noche.
En la noche vi a una mujer ser libre,
vi a una mujer tocar y arrancar las hojitas de los árboles,
la vi caminar en la madrugada, con los brazos abiertos y la cara al cielo,
la vi tirarle piedras a una garita policial.
Pero también vi a esa alma libre, disfrutando en ese momento de la vida mirando al cielo extasiada,
disfrutando la madrugada
y mi alma y mi corazón quisieron correr para abrazarla,
para que no se escape,
que se quede a su lado,
y mi mente los detuvo y les dijo que solo contemplen y disfruten de esa alma libre
que disfruta de la vida,
del cielo,
de las hojas,
y de la destrucción.
Mi corazón, mi alma y mi mente se alejaron solo un poco para contemplar a esa mujer que desbordaba libertad y vida
y los atraía…

Continuará…??

Marianghine

Infinito

Infinito… Creo que está escrito como la continuación de algun escrito perdido por ahí, en el tiempo… O en el infinito de mi alma, o quizá, tratando de ser una cicatriz más en el corazón.

Que será mejor…?????

             Infinito


Verte, observarte, deslumbrarme,
analizarme
¿quererte?
enamorarme, pensarte, soñarte
amarte,
gozarte, disfrutarte, pertenecerte;
¿pertenecerte?
sufrirte, padecerte, culparme.
Analizarme, analizarte;
culparte.
Odiarte, olvidarte, extrañarte.
Soñarte, recordarte, verte…
Quererte, amarte, pertencerte
¿Pertencerte?
Padecerte.
Sufrirte.
Amarte, quererte
             querer olvidarte.
Amarte, quererte, recordarte,
soñarte, extrañarte, olvidarte.
Extrañarte.
Hasta que vea, observe,me deslumbre, quiera, ame y te extrañe sin dolor.

Marianghine

Queriendo entrar


Miré el reloj, tiré el cigarro, me subí un poco el cuello de la campera porque hacía frío, igual ya está por llegar, pensé.
Mientras esperaba recorría con mi mente las curvas redondeadas, su color blanco y su chapa casi perfecta salvo por un par de agujeros, pero tenía equipo a gas y los papeles al día, era el auto perfecto, era mi sueño, todo lo que soñé mientras estuve en la tumba.
Fue un garronazo, me quise matar, quedaron mi mujer y hijita solas, así que me prometí no mandarme más ninguna, y bue, acá estoy esperando mi sueño, poder comprarme ese autito para labura de remis; es un 504, más de lo que soñé, ojala se me haga, si lo logro voy a ser muy feliz.
Siete menos diez de la tarde, es mayo, ya está casi oscuro, no hay nadie en la calle y yo tampoco andaría. ¡La calle está jodida! hay muchos ratas, desde que salí de la cárcel me da un miedo salir, son capaces de cualquier cosa, capaz le rompen la cara a una vieja por $20, están cada vez peor. Eso es porque toman mucha merca trucha, se clavan un pack de Fernanditos y jalan esa mierda barata, que anda saber qué es, ni el hambre te saca, ¡Zafa, los guachos están cada vez peor!
Ya son las siete, voy para la esquina a ver si está llegando y carpetear un poco. Ahí viene.
Paró el auto justo en la puerta de la quiniela, hoy es día de pago, también trajo plata para pagarle a los que ganaron, mí plata.
Crucé la calle y saqué la escopeta, la de la suerte, le pegue al viejo en los riñones y lo metí para adentro, le zarpe el bolso con la guita, saque la plata de las cajas, pobres, las chicas que atendían lloraban, en eso el viejo se quiso retobar y le di un culatazo en la cara, por gil, como si no fuese a comer porque le saque 30 lucas, ¡ahora sí, no va a poder comer!
Joya ya tengo la plata, me voy. Cuando estoy en la puerta, frena un patrullero, se ve que venían a buscar guita del viejo también, pero dios está del lado de la gente decente y no me vieron, así que en honor a él le mandé a dos canas para que lo cuiden, les zampé cuatro escopetazos por la ventanilla sin decirles nada ,creo que ni se dieron cuenta, lo único que vi fueron unas mancha roja adentro del truyo, como que explotaron, ¡pobres!….y bueno se hubiese buscado un trabajo decente.
Obvio después de eso empecé a correr, llevo la plata en mis manos, mañana mismo me compro el 504 y me voy a pasear con mi hijita y mi esposa al tigre y capaz si me sobra plata comemos un asadito, ¡pero asado, no faldita! ojalá me quede un poco, ¡como las quiero! voy a ser muy feliz.
Veo los billetes de 100 volando por toda la calle, quiero juntarlos pero mis manos no se mueven, puedo mover la cabeza, un poco, porque mi cara está contra el asfalto, desde mí, sale un río de sangre espesa que viaja por la calle y sigue diluida por el agüita del cordón hasta el desagüe, por donde se va la basura de la calle cuando llueve, y me parece que con esa sangre se va mi vida, y mis sueños también, nunca pensé que podía salir tanta de mí.
Parece que en el patrullero habían tres polis y uno se bajó en el kiosco de la vuelta para comprarse un pancho y cuando escucho el quilombo corrió, me vio escapando y me coló como cinco tiros, eso es lo que escuche antes de llegar acá.
Pero bueno San Pedro así es como llegué a golpearte la puerta, buscando una oportunidad ¿podre entrar?

Marianghine

Amor

Anónimo pero por poco tiempo. (Satirica, 2019)

Y siguió anónimo unos pasos más atrás por siempre… Hasta que un día, cuando se dió vuelta ya no estaba.



Me desperté viendo que lo que había soñado era más real, que lo que vivi en la noche.
En la noche vi a una mujer ser libre,
vi a una mujer tocar y arrancar las hojitas de los árboles,
la vi caminar en la madrugada, con los brazos abiertos y la cara al cielo,
la vi tirarle piedras a una garita policial.
Pero también vi a esa alma libre, disfrutando en ese momento de la vida mirando al cielo extasiada,
disfrutando la madrugada
y mi alma y mi corazón quisieron correr para abrazarla,
para que no se escape,
que se quede a su lado,
y mi mente los detuvo y les dijo que solo contemplen y disfruten de esa alma libre
que disfruta de la vida,
del cielo,
de las hojas,
y de la destrucción.
Mi corazón, mi alma y mi mente se alejaron solo un poco para contemplar a esa mujer que desbordaba libertad y vida
y los atraía…

Continuará…??

Marianghine

Tiempo

Tengo muchas cosas para hacer y sueños que cumplir, antes que la muerte me encuentre, o al menos para tener miedo de ella y convertirme en un viejo de los que viven en el pasado, o , mejor dicho como decía Borges esas personas que tienen todo el pasado por delante. Esos viejos que no lo son por edad sino por mentalidad.

Mis sueños me hacen ver hacia delante y dejar que la niebla del tiempo se encargue del pasado dejandolo atrás y solo mostrándome de vez en cuando si miro hacia atrás el pasado que brilla tanto como para vencer a esa niebla y así buscando mis sueños y amores en el futuro cuando me doy vuelta veo a los amores que me hicieron feliz y sueños cumplidos que me recuerdan que de alguna forma los encontré, me empujan a seguir mirando adelante para no retrasarme en buscar los nuevos amores y sueños sin quedarme varado en recuerdos. Y no convertirme en esa gente que tiene el pasado por delante y vivir, vivir para que cuando la muerte me alcance piense que es una lastima tener que darme el guadañazo final y en ese pensar me deje dos segundos de vida para ver si en el horizonte están al alcance de mis brazos los sueños y lo más importante los amores buscados en toda mi vida

Marianghine

Quiza te olvide

Una vez, hace poco tiempo, una persona casi desconocida para mí, pero con la que por suerte pude tomar algunos tragos con ella y mirarla a los ojos, entre muchas charlas triviales casi sin importancia me dijo: «ponele ganas, ponete las pilas» entre otras cosas, eso me lo dijo para que continúe un viaje de mi vida el cual ya no tenia fuerzas para seguir.
Esas palabras quiza tan simples pero que dichas por esa desconocida llegaron al fondo de mi alma tocaron algo que me hizo despertar de ese altergamiento y, emprendí de nuevo ese destino que habia dejado casi escapar y formar parte de mi pasado.
Lo seguí y me metí en ese viaje de libros, frases, palabras, que me llevaron cada vez mas cerca de mi sueño.
Esas palabras de esa persona desconocida, que me despertaron de mi letargo y volver a vivir mi viaje también me hicieron ir olvidandome de ella de sus charlas cortas por mensajes de mis ganas de volver a verla y poder charlar de nuevo con un tragó de por medio y mirarla a los ojos.
Pero asi como esas palabras de la desconocida me hicieron volver a mi viaje preciado, tambien en medio del viaje un vacío me hizo recordar que necesitaba de sus charlas cortas por mensajes y recordar mis ganas de volver a verla.

Con un tragó mirandola a los ojos y teniendo conversaciones que a mi alma le parecen muy profundas.

Marianghine

Crepes

A la mañana, comemos crepes suzette espolvoreados con azúcar, o muchas veces los untamos con mermeladas y dulces de los más finos frutos seleccionados, al mediodía en el almuerzo, comemos pastas de diversas formas, a veces con salsa de tomates, elegidos especialmente para los espaguetis tallarines o la pasta que  sirva en ese momento. El menú que más nos gusta, es repetir los crepes, rellenos con queso blando o muzzarella y algunas fetas de fiambre, obviamente siempre del mismo frigorífico, el mejor de la argentina, con los animales criados y adecuados para nuestro fino consumo. 

     En la merienda, si es que nos encuentra en casa a todos juntos, por lo general si no comemos tostadas con los dulces o quesos blandos que comente antes, nos gustan mucho, lo reconozco, crepes al igual que a la mañana, pero la frutilla del postre, la alegría, es cuando tenemos croissants, riquísimos croissants calentitos , le ponemos queso y el fiambre seleccionado, por lo general cuando pasa esto, tambien cenamos croissants esa noche es una fiesta en casa, croissants acompañados por alguna infusión. Pero los croissant no son tan frecuentes como los crepes, o las pastas, aaahhh y me olvidaba del risotto, el risotto con foie de ave.

   Les paso la receta de los crepes, con estos ingredientes especiales. 

    Receta y pasos para formar los crepes.

 Vierta agua en un boul y abundante sal a gusto, más vale que le  sobre  un poco de sal a la preparación, luego de esto ponga harina hasta formar una masa chirla. Después poner aceite en una sartén y cuando esté bien caliente echar un poco de la preparación y mueva la sartén para que con la masa se forme un círculo, esto se cocina de un lado y al minuto se lo da vuelta, se agregan los ingredientes que se deseen.

   Esos son los crepes.

 Ahora este es el juego que nos creemos, cuando cocinamos con mis hijitos.

La verdad es que nuestra dieta la marca la canasta básica alimentaria, o sea nuestra base de alimentación es harina y agua, es lo que mi sueldo minimo me permite comprar. Los crepes o bolos o panqueques o buñuelos o como les llames, solo los puedo hacer con harina y agua, porque el huevo sería un desperdicio echarlo allí. Con un huevo bien batido puedo hacer dos sanguchitos, si chiquitos. 

         Los fideos son harina y agua, noten que nunca dije carne. El fiambre es un fiambre que se llama así, fiambre pasable, creo que ya no se animan a decirle paleta a esa pasta misteriosa. El risotto, arroz con higados de pollo q separó de los menudos. Los croissants, facturas viejas de la panadería que venden a mitad de precio y para comerlas hay que calentarlas, porque sino, no podes clavarle un diente, o capaz que se transformaron en bombitas de humedad.

       No reniego de mi comida al menos comemos, y todavía mis hijos aceptan los juegos q les propongo, haciendo como que somos cocineros famosos, igual que los de la tele, copiamos sus recetas, con nuestros ingredientes, que son mejores y los que más nos gustan, aunque muchas veces me entristezco en estos juegos, porque quisiera poder darles de comer esas delicias que vemos todos los días en tv. 

    No lo puedo hacer pero tampoco me molestaba, hasta que vi, que existe otra canasta, que no es la básica alimentaria, esta canasta es mucho más cara, es el doble más cara que la canasta a la que yo apenas llego, esta canasta es inalcanzable para mi y tiene el nombre de canasta basica saludable, saa- luu-daa-ble, si saludable, ese nombre me resuena cada vez que comemos harina con agua fritas o sea mis crepes, eso quiere decir que me mantengo saludable hasta que aparezca en el medico y me diga, tenes colesterol, triglicéridos presión alta, obesidad, solo un poco, a pero también anemia, soy un gordo anémico. Igual es fácil curarse solo tomo mis remedios y hago una dieta sana….. La que nunca pude comprar con mi sueldo.

A pesar de esto la gente me dice que tengo que darle gracias a dios por poder comer, porque hay gente que en este país, ni siquiera tiene la opción de envenenarse con lo que yo como.

      Bueno siendo así, No me queda màs que decir ¿GRACIAS DIOS?

Marianghine

Postdata…

                                                                                                                 Hurlingham 29 de abril de 1996 

Hola señorita Cristina ya pasó tiempo y creo que, como que la extraño mucho, mucho más de lo que extrañe a otras mujeres de mi vida y no sé si pueda esperar a que el destino junte nuestros caminos nuevamente. 
          Atentamente la saluda: un ser feliz de haberla conocido y que disfruta de la lluvia en su cara.

        PD.creo q la ultima vez que la vi, no me anime a decirle las cosas que siento de verdad por usted, es que yo tampoco sé bien que es, quizá sea mi edad o más bien la diferencia de edad que hay entre nosotros, no sé, si de verdad la quiero o quiero lo que soy cuando estoy cerca de usted, no sé, si el sentirme tan joven al verla a los ojos, me enamora, no sé, si al verla llegar lo que me deslumbra de usted, es saber que me sentiré joven a su lado, o amo su alma, su risa, su forma de hablar, de ser, de vivir, la alegría que  irradia, los enojos huracanados que expone, su pelo, sus ojos, su nariz ,su boca,  sus labios pequeños.

Muero por besarla.

      Señorita Cristina definitivamente la amo.

       Por favor si dicho esto, usted quizá sienta algo parecido por este pobre viejo, al que usted con su sola presencia hace sentir vivo, por favor respondame por esta vía al mismo remitente, dentro de unos treinta días me mudare y creo que no nos volveremos a ver .

    Atentamente de nuevo la saluda: la vejez que morirá enamorado de la juventud.

       La hermosa chica recibió la carta y respondió rápidamente. Ella estaba muy feliz ya que se había enamorado de ese hombre solo 35 años mayor. En la carta la joven le decía algo más o menos así : 

                                                                                     Villa tesei 5 de mayo de 1996

         Estimado señor, yo no sé si,

sea nuestra diferencia de edad pero yo no siento todo  eso que usted describe , sin embargo por mi edad lo que sé que siento, es que lo amo con locura y nada más que eso y por ese motivo me gustaría pasar todo lo que el amor nos deje,  junto a usted. Así que lo espero en…

           La chica lo citó en el lugar donde  se conocieron por primera vez .

     Ese primer día él, esperaba a alguien, quizá a su esposa, y ella solo estaba allí sin hacer nada, solo sentada en el suelo .

Cuando él la vio no podía dejar de buscar excusas para mirarla, no era su belleza lo que lo atraía sino su todo, su forma de moverse, de mirar, de impacientarse, no la miraba como un hombre mira a una mujer hermosa, sino que era como cuando un hombre se encuentra de repente  con algo hermoso e inédito que la naturaleza le presenta, en esos momentos uno no sabe qué mirar y quiere llenarse de esa imagen para siempre, para no olvidarla jamás, recordar el todo, pero cada detalle tambien y asi se sintio nuestro señor, agobiado por la presencia de ese ser, agobiado y desesperado por saber  que no la vería más, por saber que solo debía dejarla ir así sin conocerla ni hablar, ni nada, él era muy grande y ya su vida hecha y hasta ese momento fue feliz. 

    El destino les dio una excusa para charlar y el hombre, se olvidó que esperaba a alguien, se olvidó de su vida, se olvidó del mundo y lo único que le importó fue charlar con la señorita Cristina. 

     Pasó el tiempo y siempre se veían en cualquier lado, como por casualidad y fue de a poco como creció una amistad entre ellos y, ese platónico amor perfecto. 

          Pero el hombre nunca se animó a decirle lo que sentía a ella y ella nunca diría lo que sentía. Hasta que el señor , que perdía el mundo cada vez que veía a la joven, se dio cuenta que el destino benevolente que los había juntado, esta vez los separaría sin compasión y para siempre. Así que decidió citar a la chica y confesarle la locura que desataba en él, pero no se animó. Prefirió disfrutar ese momento como siempre lo había hecho, solo charlando, contemplando la belleza de sus gestos, sus labios pequeños reprimiendo las ganas de besarla, para luego seguir con su vida normal. 

Pero en el segundo que se alejó de ella, se dio cuenta que no podría seguir viviendo lejos de esa hermosura, así que le escribió esa carta.

       El hombre esperó la respuesta de la chica y cada día que pasaba era más largo y cada noche se hacía eterna. Sabía que si la chica no sentía lo mismo por él ya no podría verla y tampoco tendría esas charlas que extrañaba al segundo después que la dejaba.

      La respuesta salió del correo, un sábado  lluvioso, llevada por un cartero que tenía una resaca terrible asi que despues de dos horas de pedalear con su bicicleta bajo la lluvia, el que llevaba la felicidad de dos personas en su bolso, no se dio cuenta al cruzar la calle, que venia un camion y esta enorme masa de metal no solo destrozó al cuerpo del pobre cartero sino que también fue el verdugo de una de las historias de amor más bella y común de esta vida.

       La carta fue a parar arrastrada por el agua de lluvia junto con boletas de electricidad, gas, y tarjetas de crédito a la alcantarilla más cercana. El pobre servidor público ese día llevaba, 57 boletas de electricidad, 34 de gas, 29 tarjetas de crédito y  una carta de amor que contenía nada más que el corazón de una joven y la esperanza de felicidad de un hombre.

       La chica espero por cinco horas el día de la cita, luego lloro por dos días, después  por las noches pensaba en el hombre y al final encontró al amor con el que formó una familia y cada tanto se acordaba de ese señor cuando una vez cada tanto abría una cajita con cosas bobas que uno atesora, boletos de colectivo, entradas a recitales, teatros… y entre ellas estaba la carta de amor que a veces leía.

       El hombre, al no recibir respuesta de la señorita cristina asumió que no lo amaba y que no lo querría  ver más, entonces aceptó lo que el destino le deparaba y siguió con su vida como si nada hubiese pasado. Pero hasta el dia de su muerte, el amor tan grande que sintió por esa hermosa joven, llegaba por las noches, le presionaba el pecho y no lo dejaba respirar, le hacía casi estallar el corazón, lo desesperaba, lo torturaba, hacía que su mente piense, qué fue de ella y, que quizá fue mejor nunca haber concretado su amor, ya que así siempre sería perfecto.

    Solo lograba dormir pensando, en su pelo , sus ojos, su nariz, su risa, sus labios pequeños y cuando recordaba sus ganas de besarla, cerraba los ojos dejando escapar las  lágrimas que se fueron sumando. Y solo asi el amor que lo quería matar todas las noches, se iba encerrado en esas gotas de dolor.

Marianghine

Cadenas ganadas

Tenía, la cara hacia el cielo ,los ojos cerrados y sentía como los copos de nieve caían sobre mí, abrí los ojos y vi a mi hermana que me miraba con alegría, la alegría del que ve a un ser amado, apunto de llorar de felicidad.

   Era el 9 de julio de 2007, no se quien, si dios, la pacha mama, zeus o, una casualidad, había hecho que nieve en buenos aires y así, se  cumplio mi sueño, el de ver nevar.

 A mis 30 yo ya sabía, que me iba a morir sin ver la nieve.

     No tengo dinero, mis trabajos son malos, dicen que si estudio puedo tener buenos trabajos, que podría ser alguien.

    Me dicen que estoy asi porque quiero, sin poder ir aunque sea a la capital a pasear, sin ir al cine, quisiera aprender a nadar ,quisiera ir de vacaciones, quisiera poder ver a mi familia cuando quiera sin tener que pensar bien cuanto tengo para el boleto, quisiera invitar a cenar a mis amigos, poder hacerles un regalo, invitarlos al teatro, quisiera poder comer con mis hijos choripanes en una parrilla, uno cada uno y no comprar dos y partirlos en tres, quisiera poder hacer asado todos los domingos o una vez por mes, quisiera…quisiera …poder comer, dormir, dormir sin frío, dormir sin calor ,comer.

      Me dicen vago, me dicen flojo, negro, chorro, sucio, borracho. Que estoy en esta situación porque quiero, porque en la Argentina la educación es gratis y que si quisiese podría terminar los estudios y tener un mejor trabajo, tener lo que quiero o por lo menos comer tres comidas todos los días.

      Creo que la gente cree que no existen los problemas que  no me dejan estudiar, me miran  raro cuando les digo que no tengo plata para viajar, que tengo un laburo que no me deja tiempo para ir a la escuela, tuve que dejar la escuela para trabajar y mis hijos también tendrán que dejar la escuela para trabajar y mi viejo y mi abuelo y mi bisabuelo y mi tatarabuelo no fueron a la escuela tampoco, comer es primero.

     Estos problemas son cadena,cadenas invisibles, por eso creo que la gente no me cree, creen que es mentira, que son excusas para justificar mi vagancia.

    Mi tatarabuelo luchó por la independencia, soño por la independencia de todos nosotros pero estoy casi seguro que él perdió la suya, que la que ganó fue la libertad de otros, la libertad de sus nuevos patrones y que venían con mejores y más refinadas cadenas, cadenas invisibles, cadenas que la sociedad acepta y hacen que condenen a los que las padecen.

    Recuerdo una canción que lleva el nombre de lo que soy, de lo que siento que soy y, esta canción es “Gil trabajador” de Hermetica y en ella dice “bestia humana que duermes aún de la cuna al ataud”. Espero que alguna vez esa bestia se despierte, que nos despertemos para ver si ahora podemos pelear la lucha perdida de mi tatarabuelo y tener un 9 de julio real para festejar nuestra libertad, la verdadera, la del pueblo, la de la mayoría.

Marianghine

Insomnio

Sin poder dormir, los pensamientos y recuerdos de un pasado muy lejano, no me dejan. Me hablan al oido, los ignoro, me gritan y no puedo ignorarlos, me despiertan me espabilan. Las decisiones de antaño junto con las actuales me torturan. Podré dormir cuando sea viejo? Esos recuerdos y decisiones que hoy no me dejan dormir y le ganan a los que me quieren arrullar, serán mi infierno en la muerte hasta que mi mente y mi carne se pudrán y ya no existan ? Como hoy, son los demonios que me torturan, serán los que no me dejen descanzar en la oscuridad de mi sepulcro

Marianghine

Buen comienzo, es el primer escrito que subo como deseo…

                           Buen comienzo

Encarne con lombriz el anzuelo, tire la caña y la puse en el posacañas, agarre un salamín bien estacionado más tirando a duro y lo empecé a cortar con mi cuchillo afilado como navaja de afeitar, en fetas muy finas, siempre hago eso para probar si el filo del acero está bien asentado, mire el queso, corte un pedazo y lo probé, estaba excelente, bien ácido y picantito como me gusta, así que lo continúe cortando, luego recordé que me faltaba el pan que lo tenía ya desde hace unos días, esa es una exquisitez que nunca comprendieron mis amigos, el sabor y la consistencia del pan de tres días me encanta. Obvio descorche un vino, agarre una copa, le puse dos cubitos y lo serví con una sonrisa, porque me acordaba que todos te dicen, “el tinto se toma a temperatura ambiente” y en realidad, el vino se toma como a uno le da más placer, y a mí me gusta con hielo. Y los mejores recuerdos de mi vida los tengo tomando vino barato con hielo y es así, para mí,como se toma. 

Levante la copa como haciendo un brindis con la inmensidad del mundo, luego tire un chorrito de la botella al río, para los muertos.

Pensé bien esto de venir acá, muy bien, necesitaba estar solo y ver la belleza del río a las 7 de la mañana, la calma del ambiente, el sol empezando a salir y una leve niebla levantándose del agua. Siempre dije que era acá donde me quería morir. Cuando venía a pescar pensaba en vivir por este lugar, pero, siempre como un sueño, nunca como una realidad, capaz si lo hubiese intentado ahora esta orilla sería el patio de mi casa.

Se me acerca un perro para ver si puede comer algo. ¡Pobre!..

¡Que lindo comienzo para este día hermoso! soleado, calmo y con una picadita de desayuno. Hermoso comienzo para el final de mi vida.

Quiero tomar otro trago de vino pero ya me cuesta mucho levantar la copa, mi sangre ya se está llevando a mi alma fuera del cuerpo. Se me escurre la vida por el corte que me hice en la muñeca izquierda después de cortar el pancito duro, espero que dios no me mande al infierno por esto, ya que todas las desgracias que te pasan, dicen, que son pruebas de él, así que tiene que tener contemplado a los que no se bancan sus pruebas cuando son tan exigentes. Si es tan bueno como dicen…

Necesitaba un segundo de paz, de esta belleza y tranquilidad que me da el río, quería ver algo hermoso antes de irme de está vida agobiante y aburrida.

Con el último pedacito de vida que me queda, me doy cuenta que a mi sangre, mi alma, mi vida, que se filtra por la tierra, la eligió el perro para su desayuno, en vez de los quesitos y salamines que deje cortados. 

 Siempre hay alguien al que le gusta chupar  tu sangre.

 Por lo menos a él, le sirvió un pedacito de mi vida.

Autor:  Marianghine